27 dic. 2016

¿Dónde narices lo puse?

He buscado debajo de los cojines
y no estaba.
No estaba en mis cajones.
¿Entre mis libros?
No, no estaba.
No estaba tampoco entre mis escritos
ni traspapelado entre mis dibujos
ni tampoco al fondo a la derecha.

Hoy me he despertado y no estaba.
No sé si lo extravié en la calle.
Juro que ayer lo tenía conmigo
y hoy no está.
No está junto a lo verde
ni en el rojo
ni en el cenicero (ayer lo limpié)
ni en la basura
ni asomando entre los remordimientos
ni debajo del escepticismo.

No quise ponerle cerrojos
ni una cadena de esas para bicis.
Creí que iba a estar ahí
y ahora no está.

Maldito optimismo,
lo he perdido,
creo que para siempre.

Ahora
voy a tener que atar mis ganas de vivir
o comprarme de repuesto.

Por si acaso.

3 dic. 2016

Chica Apocalipsis

No derramé ni una lágrima
escribiendo esta tontería perturbada
pensando en tus tontos pechos,
en tus tontas genialidades
y en tu tonta inconsciente alevosía

porque te odio igual que te quiero
por las mismas e iguales razones.
Y ya guardé mis llantos
para el día
en que todo estalle y todo muera

y el mundo no me recuerde a ti
en todas sus banalidades.

Al fin y al cabo
tú no te das ni cuenta
de todos los apocalipsis que provocas
con tu sola existencia.

24 nov. 2016

Siempre está ahí

Pero si amanezco
cubierto de hojas secas
no es otoño.
Si me siento mejor
en el rincón más oscuro del parque
no es amor lo que siento.

La temo, como todos los demás,
y no es que la ame.
Coqueteo con ella,
no con ella...
con todas las imágenes decadentes,
con todos los rincones nocturnos
lúgubres,
con las esquinas de los libros
por donde ella siempre asoma
apagando las luces,
dejando una triste llama de vela,
una penumbra donde permanecer
escondido.

No es que quiera morir,
pero
a esa señora la conozco.
Creo que somos íntimos.

A veces nos encontramos,
fugaces
en algún callejón.

Ella y el claroscuro,
e incluso ella y lo marrón.
Y qué bien le queda el negro.

No voy a decir que la amo.
Simplemente
hace años que dejé de odiarla.

Ella siempre está ahí.
Siempre estará.
Y da más luz a mis días grises.

2 nov. 2016

La criba

De esos treinta chavales de instituto
que ves ahí tan sólidos,
vivaqueando con sus carpetas bajo el brazo
seis o siete morirán en una cama de hospital
en veinte años.
Cuatro morirán en la calle pasando algo.
seis o siete serán víctimas de violencias domésticas.
Uno o dos se suicidarán bajo las ruedas
del autobús que les lleva del trabajo a casa.
Unos cuantos, muchos,
resistirán a un salvaje aburrimiento
de matrimonio y trabajo embrutecedor.
Uno de ellos sobrevivirá escribiendo necrológicas innecesarias
porque ya no es joven
y la bilis ha invadido
todo resto de ingenuidad.

9 oct. 2016

Vegetal y tal

En el mundo vegetal
todo mal es pequeño.
Da igual tallo que leño,
que a mí todo me da igual.

En el campo vegetal
mi sistema vegetativo
se torna menos vengativo
y a mí todo me da igual.

Arde el mundo de los vivos
y yo en coma, un calabacín.
El mal sube y baja, balancín,
qué baladí es este mundo/
de cautivos.

En el reino vegetal
reina triunfante la apatía.
y ni caliente ni fría
la realidad me hará mal.

En el sueño vegetal
todo es bonito, o feo, o casual
si me apuras,
y yo no necesito cura
para mi alma de metal.

Existencia pelotuda.

En el sueño vegetal
a mi todo me... la suda.

Que entierren mi cuerpo
en un patatal.
A mí... me da igual.

24 sept. 2016

Y ahora esta extraña claustrofobia

Me agobia esta ciudad,
me agobia.
Cogeré el petate y
me iré muy lejos,
por lo menos a Segovia.

Pero me agobia Castilla,
me agobia.
Haré las maletas y
me iré muy lejos,
por lo menos a Cracovia.

Pero me agobia la tierra,
me agobia.
Tomaré un cohete y
me iré muy lejos,
por lo menos a...

bueno, Segovia es una ciudad
muy bonita.

Sí, un finde de estos.

Ovejas el finde

Los viernes nos sacan de la jaula y nos vestimos con chupas molonas de lobos incendiarios para no tener que matar a los cerdos que nos estabulan
lunes a viernes.

Quemamos la ciudad con cerillas de juguete.

Y eso lo tienen calculado los muy cerdos
los dueños de la gasolina.

...

Ponme otra, joder.

8 sept. 2016

Extraviado

Ya es costumbre
sentirme perdido
dentro de casa.

Qué maravilla pues
sentirse en casa
cuando estás
extraviado

y añorar los caminos
que jamás has pisado.

Vuelve, sangra

Los nervios
de los pies
nos piden
evitar el camino
sembrado de cristales.

La costumbre
nos dice
que eso
no puede ser tan malo.

El recuerdo
a veces dice:
vuelve,

goza de ese dolor

y sangra.

21 ago. 2016

Las dos puertas de su piel

Siempre que la veía desnuda
mi mirada quedaba presa.
No por lo que enseñaba;
por lo que mantenía oculto.
No sé si un paraíso privado
o un apocalipsis.
O ambos,
que en ella
bien pudieran ser
la misma cosa.

19 ago. 2016

Sordera selectiva

Vanidosa
la coliflor con espinacas
creyó que alguien le dijo
que era
una flor con espinas.

Sonrisa

La sonrisa siempre,
siempre me verás con una sonrisa

y los ojos húmedos.

No por tristeza, no.
Es porque siempre estoy cerca
de algún incendio.

Antípodas

Estas cochinas
estúpidas lágrimas que te regalo
y que tu usas para engrasar tus aguijones

no son para ti.

Son el nacimiento del río
que habré de navegar
para llegar muy lejos.

Tan lejos
que encontraré
en las antípodas
a alguien como tú.

Quién quiere ser feliz.

7 ago. 2016

Mar interior

Tengo un delfín de secano dentro
que odia la paz y la cordura,
que come siempre precocinados,
que se ahoga en el agua
y nada en los secarrales,
que lee libros de Coelho
para masticar más fuerte
la desidia.

Tengo un cetáceo parlanchín dentro
que habla a solas con matemáticos muertos,
que nunca necesita zapatos
pero odia ir descalzo,
que, tozudo, embiste puertas cerradas
y si se abren se sobresalta.

Tengo dentro también
un capitán Ahab
loco de ira
que quiere darle caza,
sea del color que sea
y aunque no sea una ballena.

12 jul. 2016

Oscurece

Parado ante la encrucijada
de dormir en la locura
o sobrevivir en el pesimismo
sigo siendo aquel niño
con terror a perderse.

Qué vamos a hacer

Qué vamos a hacer
con esta miga de pan.
Qué vamos a hacer
con el agua estancada.
Qué vamos a hacer con el siglo XXI,
que parece el XIX en pleno Dickens.
Qué vamos a hacer
si los hermanos en miseria
nos levantamos en turba
contra nuestra imagen en la tele.

Qué vamos a hacer si el verbo hacer
en los telediarios
es sinónimo de incendiar.

Qué vamos a hacer
si nada más nacer
las tijeras son enseñanza,

si para nosotros
madrastras son maestras.

Qué será de nosotros,
hijos del espejismo.

Qué será.

Sed

Fabricaron la sed
destilando nuestro sudor,
y
nos hicieron creer
que beber de un charco
gotas
de nuestra sangre
la puede saciar.

Nana

No llores, bebé.
Te queda mucho por vivir:
los plazos de la hipoteca,
los constantes desengaños,
amores desperdiciados,
jefes que te despreciarán,
ese constante vacío interior,
el frío glaciar del futuro incierto,
ese vacío interior,
la estrechez de una vida
con libertades minúsculas,
ese vacío.

No llores, bebé,
queda mucho por venir.
Guarda tus lágrimas.

Las necesitarás.

20 jun. 2016

Mientras me vuelvo loco

Mientras me vuelvo loco
intento cambiar los muebles de sitio,
los recuerdos de sitio,
intento cambiar el sitio
pero ya no hay sitio,
cientos de botellas de cerveza entrechocando
por el suelo
mientras me vuelvo loco.

Por momentos
me parece que ya derribaron la casa.

Será este molesto y lúgubre crepúsculo
a las cinco de la tarde.
Parece que hace de paredes escombros.

Haiku

Demasiado tarde
aprendes que todo se va
demasiado pronto.

28 may. 2016

Consonantongo diptongonante

Algunas filólogas
se me echaron encima
por afirmar
que la J de lujuria
es bilabial.

Es curioso que además
estos ripios
no rimen en consonante.

Me da igual.

Ítaca es cosa baladí

Náufrago
años y años
en este mar de los sargazos

sin desfallecer,

entre corales que se venden como mármol
y se desmenuzan
entre los dedos,

entre signos de interrogación
que se yerguen como ciclópeos monumentos
y se desmoronan con una mirada atenta,

entre orgullosas afirmaciones
que que se esconden entre las faldas de mamá
al menor desafío...

yo no vuelvo al hogar como Ulises.

Por eso bebo.
Por eso escribo.
Por eso me compré una barca sin remos.

No es tu perro este perro

Recelo de catedrales
que se erigen
en el nombre de empatías extraviadas.

Sé que hay seres despiadados
como tú,
que mendigan compasión.

Las estrellas que me regalas
me dan miedo.
Te las devuelvo
frías y vacías
mientras sonrío complaciente,
pero

no puedo vendar tus heridas:

las bestias me comieron las manos.

No quieras que sea tu mascota
este perro apaleado.

No sería justo.

26 may. 2016

Haikus

Escribo rectos
mis erráticos versos,
qué paradoja.

...

Un currículum
cabe en un par de hojas.
¡Qué corta vida!

...

Clítoris planos,
pantalla rectangular,
qué Eros tan gris.

22 may. 2016

....

El amor:
ese miserable cobarde
que sólo devora a las presas más débiles.

¿Qué sacará en claro
de comerme por los pies
tan lentamente?

Efecto colateral

Oxitocina es amor.
Estrógenos y testosterona son amor.
Lujuria es amor.
Pelo y piel es amor.
Pura biología,
Puro instinto.
El amor más puro
es humedad y dureza.

Lo demás es mera poesía,
echar sal al bacalao.

20 may. 2016

Otra vez

Veo en tus ojos un incendio
que no termina de propagarse,
una rabia derrotada,
un amor por lo inexistente.
También un atroz terror a los tumultos.

Deja que la turba
destroze nuestra morada
y nuestras cosechas.

Entonces salgamos
e impongamos
nuestro sagrado derecho
a no estar ahí

y que el verdadero fuego
construya el amor desesperado
al caos más absoluto.

Sabes que nuestra compañía
es una soledad compartida,
fuegos que se extinguen en medio de la oscuridad.
Sabes que el olvido es un beso que cura
pero termina arrancándonos el pecho.

Dejemos que germine todo lo que nos separa,
que los campos queden desolados
para que el barbecho nos una.

Para terminar de una maldita vez,
para que todo empiece.

Ideología

Me conformo con una ideología
que no falte al respeto a mi hermana,
que no grite a mis hermanos
y no esclavice a mi madre

y nos dan polvo oscuro,
nos piden calma,
nos prometen un parnaso

y algunos sólo pedimos un hogar.

Pero parece que es mucho pedir
pedir tan poco.

Haiku opinador

En mi sincera
opinión, el mundo chof.
Perdonen. Y adiós.

Qué feos son los perdedores

Qué feos los perdedores
los dientes podridos
el aliento asfixiado,
alcohólico,
el rostro como un campo trillado.

Qué feos los perdedores
y qué desagradables.

Los ojos perdidos en el Marca.
No aprendieron a leer como tú.

Los ojos perdidos en una factoría.
No aprendieron a cuidarse.

Lástima que no podamos enterrarlos
como merecen
aunque aún sigan vivos.

Lástima que tengamos que cruzarnos
con ellos en bares
como fantasmas en el pasillo de un castillo.

Sería más bonito no mirarlos.

29 abr. 2016

Sólo un rato más

Es un reto de titán
despertar en los ojos de un recién nacido,

pero los días no vuelan,
se quedan en el suelo
pegados a un chicle de sangre.

Vuela más el infortunio,
es más rápido el desánimo,
es más terca la materia.

Rodeado de cabezas sentadas
es difícil levantar la mirada.

Dadme una guitarra para cantar canciones obscenas
mientras la humanidad se quema.

Dejadme un rato,
sólo un ratito más.

Porfa.

20 abr. 2016

Epifanía callejera

"¿Sabes?
Acompañarte al infierno
y abrir la puerta de la jaula
puede ser un mismo acto",
quise decirle a esa joven monja
de rostro angelical.

Pero ya había pasado.



11 abr. 2016

He volado bajo tierra

He atravesado el Hades
y navegado por mares de ácido
para desayunar contigo.

Is there life on Earth?

Muñecos de barro esperando
en cola para entrar en un corro,
jugando a las sillas
alrededor de un huevo frito pasado de fecha
a oscuras
en una mesa inclinada de un sótano
con una atmósfera envenenada.

Vamos cayendo como moscas.

¡Ten cuidado, que se te cuela uno!

Esas veces

¿Sabéis esas veces?
Estás a punto de comprender
el mundo,
casi eres capaz de contar la métrica
de los corazones desacompasados,
a punto de atrapar al ángel que mueve todas las frases,
a punto de escribir poemas que puedas entender...

Y de repente ella

y...

de repente la naturaleza pierde sus leyes.

15 mar. 2016

No sé qué pensar

No sé qué pensar
del decaimiento beta del neutrón,
de un instrumento que cada día suena distinto,
de las mujeres que parece que me desprecian
y luego me sonríen,
de los hombres que parece que sonríen
y luego me desprecian.

No sé qué pensar de mí mismo muchas mañanas,

No, no sé qué pensar
y a veces me gusta.

No, no te fíes de la gente
que siempre sabe qué pensar:
suele pasar
que les gusta dictarte
lo que tienes que pensar tú.

4 mar. 2016

Mother superior jump the gun

Ella es un shock
un frente de onda
una marea
un reflujo
una rompiente.

Su saliva es un rocío
es humedad letal
es la sed carnificada
es hambre licuefactada.
es piel océana.

Es un arcoíris de apetitos
en todos los tonos del negro.
Me mata de sed,
me sacia hasta matarme,
me revive en su apetito
me saca las tripas
y me las devuelve desordenadas.

Ella es un shock
un frente de onda
una ola asesina
un río de veneno
que no me deja vivir en paz
que me obliga a estar vivo
que me ordena vivir
que no me deja morir.

Ella es un infierno
repleto de rosas
repletas de espinas
repletas de veneno medicinal.

2 mar. 2016

Espectro

Recuerdo sus ojos.

Sus ojos eran de un vulgar color marrón
pero su mirada irradiaba
a lo ancho del espectro electromagnético:

ondas de radio,
microondas,
infrarrojos,
luz visible,
ultravioleta,
rayos X,
rayos gamma...

sus ojos eran de un vulgar color marrón
y eran estrellas azules

y eran agujeros negros.

Perdedor

Sólo oye rumor de naufragios
en las caracolas

en los paisajes al amanecer
sólo ve ocasos

en los puertos
despedidas

en las estaciones
ocasiones perdidas.

Masoquismo macabro

Pasaba por el bar donde se conocieron
por si la veía
aunque ella estaba muerta
desde hacía dos años.

Diagnóstico

Me llamaron inadaptado.
Me llamaron perroflauta.
Me tildaron de vago,
improductivo,

Me llamaron loco,
disociado,
antisocial,
fantasioso.

Me dijeron bipolar,
me trataron de esquizoide.
Con sus motes diagnosticaron

y con palabras de piedra,
apartándome de un manotazo,
su realidad tapió
las rejas de mi cárcel.

Tío feliz

Soy un tío feliz,
lloro en las pelis de llorar.
Pienso demasiado
y me preocupo muy poco.

Soy un tío medianamente feliz,
pero no me dejes aquí tirado
porque estoy triste y la ciudad me enferma.
Estoy solo, desnudo,
medio loco y necesito cuidados.

Por favor, ven a casa esta noche.

Dime que me quieres,
aunque sea mentira,
y no preguntes qué tengo
debajo de la cama
o qué hay en mi pasado
o porqué hay tanta ropa sucia.

Soy un tío tirando a feliz,
pero no me dejes aquí solo
porque estoy depre y la vida me aburre.
Soy raro, tozudo y loco y muy raro
y necesito quien me corrija
aunque luego no me quiera corregir.

Por favor, ven a casa esta noche.
O invítame a la tuya.

Lonely hearts club band

Fundé un club de corazones solitarios
y a los dos días
me echaron del club.

Retrato al natural de medio lechazo

Radiografía de carne,
amarillismo carnicero,
reality de despiece,
pornografía de matadero.

Pegado en la puerta del super
un desagradable desnudo:
cordero abierto en canal,
parte interior pegada al cristal,
pieza recién cortada
por un vidrio asesino,
pareciera.

Señor carnicero,
me gusta la carne,
pero es usted un asesino

de la estética,
por lo menos.

19 feb. 2016

Nunca terminan de masticar

Con la rabia y el resabio
del que siempre pierde
el abuelo leyó en la cartilla de racionamiento
que nunca habría libertad en su tierra.
"Nuestra libertad termina
donde acaban sus colmillos."

Nunca terminan de masticar.

Al abuelo no se le permitió soñar.
Los nietos
esconden las azadas
por temor a los cuchillos.
Donde los colmillos gotean sangre
la sed es subversiva
y el hambriento hereje.

15 feb. 2016

Arroz con culo.

Me encanta el arroz.
Me encanta tu culo.
Me encantaría comer arroz
en tu culo,
comer tu culo con arroz.
Me encantaría navegar en tu culo
por mares de arroz embravecidos,
bañarme en marea alta de arroz con pollo
o arroz con setas o arroz salvaje
amarrado a tu culo aventurero
como tabla de salvación.
Arroz con culo, culo con arroz,
Navegar con viento de culo
en una balsa de arroz.
¡Tropezón a la vista!
A lo lejos se ve un pezón.
Me gusta, también me gusta
tropezar con un pezón.

Body mindfullness for the loneliness

Deja de fumar.
Come sano,
mucha verdura y poca grasa.
El vino ni tocarlo.
Nada de licores.
Practica fitness bodybuilding zumbapilates
tres veces por semana.
Espiritualidad de conejos brasileños
para la paz mental.
Autoayuda, potencia tu memoria,
potencia tu concentración,
potencia tu potencia.
Medita, abre tus chacras,
deja que te abran el tercer ojo.

Ya lo tienes.
Ahora eres libre, espiritual, capaz,
consciente, perfecto.

Ahora respira hondo,
como te hemos enseñado
y enfréntate con entereza,
pleno, pletórico,
a esa vida vacía
y a ese trabajo de mierda.

Ah, es posible que mañana te caiga
un piano en la cabeza.

Ah, es posible
que ella no te vuelva a llamar.

Lee la letra pequeña,
eso no entraba en garantía.

12 feb. 2016

En algún lugar

Por ahí por algún lado
hay lagos de lava azul
arcoiris blancos,
soles negros,
tormentas infinitas,
flores altas como montañas.

Por ahí, en algún lugar
los monos pelados no se tiran piedras,
los cuchillos son sólo para la mesa,
los modales son tan exquisitos
como las intenciones,
y los venenos son leyendas de viajeros.

Por ahí en algún sitio
hay seres inteligentes
que cooperan,
se cuidan unos a otros,
la política no es una plaga
sino una necesidad cubierta,
y el hambre es un sólo capricho.

Sí, por ahí debe de haber
grandes cosas,
cosas increíbles
pero,
¿quién lo puede creer?

7 feb. 2016

Despertó sin ojeras

Despertó sin sombras,
sin remordimientos,
sin pesadumbre.

Había soñado esa noche
y en sus sueños no hubo fantasmas,
no hubo rémoras
de antes de ayer.

Despertó liviano,
las obligaciones no se sentaban
grávidas
en su frente.

Era martes.

Diríase que no era un ser humano.

Yo creo que no lo era.

No, gracias

Voy a tomar lo que quiera
y a dejar lo demás.
De la poesía tomo lo efímero
y el vuelo lento de una pluma
y dejo a los poetas.
De la sangre la vida
y no los ríos que se derraman.
De las aves el vuelo,
por supuesto,
pero no las bandadas.
De la mente la complejidad
pero no las complicaciones.
De los dogmas y las religiones nada,
muchas gracias.
La vida es corta.

Kriptonita

Éramos capaces de aplastar planetas,
de extinguir estrellas,
de reírnos del destino de los universos.

Ahora somos perros
olisqueando la siguiente puerta al verano.

Fuimos héroes,
fuimos rarezas espaciales
y ahora somos perros mojados.

Recibiría tus sucias lecciones del corazón
una vez y otra,
vida tras vida,
pero amor,
jamás
la kriptonita
cuando ya estoy en el alféizar de la ventana
mientras dices salta.

3 feb. 2016

Sólo solo

Conocerás la soledad si eres íntegro,
jamás si estás integrado.

Conocerás una soledad mordiente
y desesperante
si insistes en intentar ser inocente.
No digo serlo, digo intentarlo.

Y es malo estar solo
rodeado de gente
pero es peor ser sólo gente
rodeado de estar.

Sólo da miedo al principio

Perder el control
sólo da miedo al principio.
Es como nadar
sabiendo que te ahogarás
pero
con una acuciante curiosidad
por conocer la fauna abisal.

28 ene. 2016

Mírale

Mírale:
perdido en sus juegos,
absorto,
en la luna.

Mírale:
ajeno al mundo,
enredando.

A veces son casi enternecedores
los poetas.

Casi.

A veces.

Casi humanos,
muy humanos.

Demasiado.

Escóndelo

Es una debilidad
es un pecado
escóndelo
ocúltalo
mételo en el fondo del armario
disimula
que nadie lo sepa
ni se te ocurra mostrarte
ten cuidado
actúa con cautela
sobre todo en público.

Que nadie sepa que eres un romántico.

Si lo notan estas perdido

de una u otra manera.

Incluso para bien.

27 ene. 2016

Equivocado

Nadie desea ser maniatado
por las esposas de peluche
de los hijos de los dictadores.
Nadie desea que sus hijos
sean amanantados
por la hiel de la traición.

Y sin embargo
juntamos las manos
humilladas y serviles y
les abrimos las bocas
de nuestra descendencia.

Estamos en un universo equivocado
si esperamos justicia.

Y somos la especie equivocada.

18 ene. 2016

Desde mi ventana

Desde mi ventana ladrillos,
ofertas de empleo,
nubes grises y ladrillos rojos.

Barrotes de cristal,
un cartel publicitando lunes azules.
Puertas cerradas.

Desde mi ventana
una muestra gratuita de ciudad,
andamios, andrajos.

Demandas de empleo,
semividas laborales.

Ha salido el sol.

Me pregunto para qué.

Mundos distantes

Me miró a los ojos
y me preguntó muy seria
y desafiante:
"¿Crees que si todo el mundo
fuese como tú
éste sería un mundo mejor?"

Y no me lo tuve que pensar mucho.
"Sí, no estaría mal -dije-.
Todos amaríamos la música,
amaríamos las estrellas
y todos estaríamos lo suficientmente borrachos
como para no cagarla demasiado."

Se apartó con lenta cautela,
como pisando huevos.

Creo que nuestros mundos
están muy lejos.

Bien.

Llenas de gente

Mis pesadillas están llenas
de gente.
Creo que por eso
me dan tanto miedo.

Un punto

Calle estrecha de Madrid
noche negra en España.
En esa larga franja oscura
que los urbanitas llaman cielo
un puntito luminoso
tímido,
solitario.

Parece que dice:
aquí estoy,
aquí me quedo,
aquí permanezco
así alguien vea mi brillo
o no.

La vida es

La vida
al principio es un tralalá,
luego un nianoniano,
después un niiiii-nininí
y por último
un inevitable chis-pún.

Mi gemelo maligno

"Amé con locura pero causé
grandes daños"
dice mi gemelo maligno.

"Bebí de la vida hasta las heces,
no hice rehenes
pero dejé muchos heridos"
dice mi gemelo maligno.

"Me llevé por delante
a peatones incautos,
me hice un guiso muy rico
con el arrepentimiento
y me lo comí
acompañado de una botella
de Chianti"
dice mi gemelo maligno.

"Devoré sus caras
mientras escuchaba
una ópera de Verdi."

Y la verdad,
seré sincero:
yo quiero ser mi gemelo maligno.

Que coño, de hecho
creo que soy mi gemelo maligno.

Pregunta

Pregúntale a esos nubarrones
de los que nunca volviste
del todo
porqué todos tus caminos
se interrumpen
en acantilados.
Pregúntale al Síndrome de Korsakov
porqué te dejaron
por improbable.

Siempre te gustaron las cosas difíciles,
pero claro,
siempre es difícil
salir de ti sin preguntas
de insomnio.

Pero es que a mí
siempre me gustaron
las princesas arrabaleras
que saben kung fu
y te arrancan de una patada
toda la cobardía
y ya de paso
toda la compasión.

Haiku

Vasos de vino:
filtros solares
para ojos que arden.

Rapsodia de diario

Mamá
he matado a un hombre.
Se escondía entre notas de piano
y cuadernos.
Puso mi arma contra su cabeza,
me pidió que apretase el gatillo.
No tuvo miedo,
no se lamentó,
no clamó misericordia.

Mamá,
su vida acabó
y la mía acaba de empezar.
No ha sido el primero.
He matado ya muchos hombres
en mí.
La primera vez dolió,
ahora es sólo una hoja más
del calendario.

5 ene. 2016

La espera

Iré al bar.
Pediré un martini seco
sentado a la barra con mis mejores galas
esperándola impaciente.

La primera que se siente a mi lado
y me guste.

La guerra interior

He tenido tales pesadillas
que la hora del desayuno parecía
una postguerra
y la cama un campo de batalla
después de la derrota.

La paz interior,
vaya un cuento chino
(o del Himalaya).

De este cráneo
caja de truenos
sólo salen chispazos
y tormentas
y caminos truncados.

De este corazón de patata
sólo salen raíces torcidas.

Flores que toco se deshojan.
Playa que piso, tsunami al canto.

A Coelho le querría yo ver en mí.
A ver qué hacía.

Haiku

Rosas de internado
crecen con poca tierra.
Flores secas.

2 ene. 2016

Una de esas resacas

Tengo una de esas resacas
melancólicas
y tristes.

Bebo unos tragos de vino
y echo de menos
a casi todas las mujeres del mundo.

Poema de año nuevo

Cena,
pedo,
resaca,
un dígito más,
unas células hepáticas menos.

Que te follen, 2015,
pase usted, 2016.
Y perdón por el desastre.

La herencia recibida.

Lo va a tener usted jodido.