21 abr. 2017

After sun

Lo vi en las fotos del veraneo
de aquel político retirado:
en ese yate
viajaba toda nuestra pobreza.
En su otoñal verano
se gastó nuestras primaveras.

El sonido del silencio

arrima la cabeza
y escucha
el estruendo tremendo del silencio

y la historia
que cuenta lo que tuvo voz
y ya no tiene lengua,
lo que habló
y enmudeció a golpes.

¿Lo oyes?
Las bocas tapadas rugen
ensordecedoras.

Versos incívicos con estrambote

Un gilipollas con un silbato.
Soy un gilipollas con un silbato
(poeta de mierda...).
A las cinco de la mañana
despierto a los vecinos
con un pitido indecente:

¡Ved cómo la luna viste a los locos
y alumbra mi ingrata melena!

Ved que si pudiera
me emborracharía en vuestras cabezas
para que nunca más
os creciera el ralo cabello
de la conformidad.

Ved que yo, como vosotros
también madrugo,
sí,

pero luchando
desesperadamente
por despertar.

Por mi interior

Pretender que me ames
y que me entiendas...

Igual podría intentar
que me quisieras por mi interior.

qué chorrada.

Lo único que quiero
es que me dejes en paz
cuando todo está claro

y que
nuestras paredes queden manchadas
de toda esa indiferencia
tan intensa.

Amor.

Vientos

Esperábamos vientos de cambio.
Ansiábamos al menos una brisa.

Qué ingenuidad.

El huracán que nos desnudó
nos cogió desprevenidos.

Mientras,
la veleta no giró
ni un solo segundo.

Mientras
el calendario, avergonzado,
miró hacia otro lado:

hacia atrás.

Haiku urbano

Tenaces hierbas.
La verdad se abre paso
entre el asfalto.

Los tipos duros somos unos farsantes

¿Sabéis que Clint Eastwood tenía un miedo atroz a las cámaras y de ahí su conocido rictus?

¿Sabéis que el mayor miedo de Leonidas en la Batalla de las Termópilas fue que, tras su muerte, alguien descubriese los poemas líricos que escondía en el sótano?

¿Sabíais que de pequeño Chuck Norris era el pringadillo de clase?

¿Sabíais que Jesús fue un ateo que no supo salir del armario a tiempo?

¿Sabíais que Xena, la princesa guerrera, lloraba de pena a menudo recordando al Señor Calcetines, su mascota muerta?

¿Acaso sabíais que a mí me aterra el vacío de una vida sin trascendencia?

¿Acaso no sabéis que avanzamos con imparable decisión espoleados por la indecisión más ignominiosa?

¿Acaso no veis que los mitos somos apenas una huella de vuestros cobardes deseos insatisfechos?

La próxima vez que veas una película de Van Damme recuerda que su abuela le idolatraba más que todos nosotros.
Recuerda que somos barro.

Y que todos, al final, somos unos tipos duros.

Arañando el cielo

en las obras maestras
siempre hay algo macabro

hay un odio impenitente en lo que más amas

la música no tiene orejas.

Es heroico oponerse a las plumas
y llenar los bolsillos de plomo,

despedirse de la lima de uñas
arañando el cielo.

31 mar. 2017

¿Y si me equivoqué?

¿Y si me equivoqué de país, de mundo y de universo?
¿Y si al girar en una rotonda me pasé girando?
¿Y si al tardar demasiado en atarme los cordones de las zapatillas colapsé un estado cuántico crucial y bifurqué mi existencia tontamente y mi corriente de consciencia tomó el camino malo?
¿Y si una vida de tardanzas crea un nefasto efecto acumulativo?
¿Y si me perdí en el peor universo posible?
¿Puedo pedir una prórroga?
¿A qué árbitro puedo pegar?
¿Esto es un renuncio? ¿Es trampa?
Y lo más importante...
¿A quién he de pedir perdón?

19 mar. 2017

Sucio

Impuro,
sí, impuro.
Resacoso, impío, sucio,
despeinado, ojeroso.

Fracaso, lloro,
insulto, hago novillos.
Le pego a mi sombra,
(mi sombra me devuelve siempre el golpe).

Pensamiento negativo,
sí.
Esquinado,
escabroso.
La soberbia del perdedor,
la mala sangre de la mala estirpe.
El reverso tenebroso
de Mr. Wonderful.

Fracaso
sí,
a veces con ahinco, furia, inquina,
o con una pachorra abrumadora,
o con la sonrisa de medio lado
y con el ceño fruncido,
y con ganas de usar
esta faca que llevo en el bolsillo
con forma de bolígrafo.

Impuro, indigno,
sí, lo soy.
Quien esté libre de culpa
que derribe la primera piedra
del santuario
de la conformidad.

De frente

Por la inocencia que perdí
y que tanto echo de menos,
cuando acaba el día
sé que la mirada correcta no es la correcta.

¿Tomar distancia?

Miras de frente el tren que te atropella,
la belleza que te arrolla,
la herida que te escuece.

La equidistancia
hace rehenes
insolentes,
adictos a la indolencia.

A veces tantos puñetazos
nos convierten en cobardes.

23 feb. 2017

¿Qué es este tenderete?

¿Un humano es un tendón que se rompe?
¿Un pincel de la muerte?
¿Nos tragará la tierra antes de que nos la traguemos?
¿Qué pellizca más, un quejido de estraperlo o una firme repudia?
¿Somos nuestras madres o nuestros hijos?
¿Crece el tumor o mengua la carne?
¿Es lícita la tumba abierta en la cuesta de enero hoy en día?
¿Los sillones de orejas son malos para el oído?
¿Evasión o Victoria Beckham?
¿En qué venda me pongo la herida?
¿Ruleta rusa o albóndigas de metralla?
¿Me lo cubre todo el seguro de la Regminton?
¿Ingles?
¿Qué ingles?

19 feb. 2017

Ahora que no estás

Ahora que no estás
recuerdo por qué amábamos odiar juntos,
tan generosamente mezquinos,
tan originalmente vulgares,
groseramente educados,

dos náufragos sedientos
abriendo la boca
insultando al viento idiota que nos deseca la garganta,
dos pecios a la deriva que agradecían juntos
estar tan separados de la costa.

Ahora que no estás
echo mucho de menos
sentirme tan solitario
al calor de tu soledad.

Mala música de las esferas

Los hados rasgan cuerdas cósmicas
ciegamente
y tocan los acordes equivocados.

Un tonto big bang inició
esta reacción en cadena
que empieza en la nada y termina en la locura
creando hidrógeno, estrellas,
cometas,
pezones,
frambuesas,
caballos...

estallidos de radiación gamma

e infinita injusticia
en esta absurda gota de roca
exactamente en medio
de un océano de soles inocentes.

11 feb. 2017

Algo parecido a la justicia

El aneurisma
que mate al gordo de la limusina,
la aguja de la sobredosis de poder,
el infarto del ministro
mientras se folla a una puta de lujo,
el jabón que cae en las duchas
de los imputados ilustres,
la Magnum 44 en la mano
del chófer que, harto,
para el coche
y se da la vuelta en su asiento.

Quiero ser la bala de oro
que lleve escritos sus nombres.

Quiero ser algo parecido a la justicia.

Siga in situ si lo desea

¿Hace frio?
Hazte con una piel más dura.

Cómprate un cinismo salvador. Ganga en Ebuy.

Sólo mira para el lado del selfie.

Sigue in situ si lo deseas.

La confusión es para los débiles.

iPhone 14 ahora con reconocimiento de jetas.

Carlos desea añadirte a su perfil de LinkedIn.

Las porras más ricas las de mi pueblo.

Escucha tu yo interior:
Madre no hay más que ninguna.

Empieza ahora a personalizar tu perfil.

Sigue in situ si lo deseas.

The Seas: recibir información en tu correo.

Sí, Aceptar, Intro.

En el fondo son todos iguales.

Change punto org por un mundo libre
de amianto y uralita.

Alerta de privacidad.

¿Compartir tu ubicación?

Cero coincidencias encontradas.

5 feb. 2017

Así anochecía en Carnaby Street

Panero apura su último cigarrillo,
la mirada recelosa se apaga,
la condena termina.
Su familia y allegados
nunca se lo perdonarán.

Bien sabía él
que los ojos despiertan a menudo
en la pesadilla
de la consciencia desvelada,
un látigo
que desgarra la mano que lo sostiene.

Que la lucidez
es un tormento, una tormenta,
luz de fluorescentes en una celda,
un aciago don
bien lo sabía él.

Bien sabía Panero
que así se fundaron los manicomios:
con la carne de los descarnados.

30 ene. 2017

Son como nosotros

Qué monos esos monos
mira cómo juegan
se parecen tanto a nosotros...
mira cómo rompen las cáscaras de nuez
qué listos
cómo se quitan los piojos
unos a otros

el de la espalda plateada
ha echado a otro macho de la tribu
el quinto en lo que va de mes

espera,
ese de ahí
ha encontrado un palo

le ha saltado la tapa de los sesos
a ese otro mono
que estaba apartado
solo
sin molestar a nadie

son casi como nosotros

son tan monos...

tan concentrados en sus monerías
que ya ni siquiera intentan
salir
de su recinto vallado.

21 ene. 2017

Algo, algo

Lo buscamos leyendo,
o en una cama u otra,
o tocando un instrumento,
o escribiendo disparates.
Yo lo busco en la astronomía,
la de allá arriba
y la de dentro.
La idea tras los ojos
tras algunas ideas locas.

Busco como un demente tras una idea fija.

No está.
A veces no está.

No está en la rabia
ni en el raciocinio.

A veces tampoco en la ebriedad,
casi.

Y tendría que estar en algún sitio,
debería existir

si no
qué triste pérdida de tiempo
haber nacido,
vivir

sin que nada nos empuje

sin otro propósito
que seguir siguiendo.

Algo,
algo que me diga
que la existencia no es un monstruo despiadado.

3 ene. 2017

Menuda suerte

El típico patoso
las llaves y el móvil por el hueco del ascensor.

El idiota vocacional
el culo de la caja desfondada en la mudanza,
el reloj de cuco de la abuela destrozado.

El gafe reincidente
que se rió del jefe mientras estaba detrás escuchando.

Malditos cabrones afortunados.
Qué suerte la suya.

Yo te tuve a mi lado y te perdí

y te rompí.

27 dic. 2016

¿Dónde narices lo puse?

He buscado debajo de los cojines
y no estaba.
No estaba en mis cajones.
¿Entre mis libros?
No, no estaba.
No estaba tampoco entre mis escritos
ni traspapelado entre mis dibujos
ni tampoco al fondo a la derecha.

Hoy me he despertado y no estaba.
No sé si lo extravié en la calle.
Juro que ayer lo tenía conmigo
y hoy no está.
No está junto a lo verde
ni en el rojo
ni en el cenicero (ayer lo limpié)
ni en la basura
ni asomando entre los remordimientos
ni debajo del escepticismo.

No quise ponerle cerrojos
ni una cadena de esas para bicis.
Creí que iba a estar ahí
y ahora no está.

Maldito optimismo,
lo he perdido,
creo que para siempre.

Ahora
voy a tener que atar mis ganas de vivir
o comprarme de repuesto.

Por si acaso.

3 dic. 2016

Chica Apocalipsis

No derramé ni una lágrima
escribiendo esta tontería perturbada
pensando en tus tontos pechos,
en tus tontas genialidades
y en tu tonta inconsciente alevosía

porque te odio igual que te quiero
por las mismas e iguales razones.
Y ya guardé mis llantos
para el día
en que todo estalle y todo muera

y el mundo no me recuerde a ti
en todas sus banalidades.

Al fin y al cabo
tú no te das ni cuenta
de todos los apocalipsis que provocas
con tu sola existencia.

24 nov. 2016

Siempre está ahí

Pero si amanezco
cubierto de hojas secas
no es otoño.
Si me siento mejor
en el rincón más oscuro del parque
no es amor lo que siento.

La temo, como todos los demás,
y no es que la ame.
Coqueteo con ella,
no con ella...
con todas las imágenes decadentes,
con todos los rincones nocturnos
lúgubres,
con las esquinas de los libros
por donde ella siempre asoma
apagando las luces,
dejando una triste llama de vela,
una penumbra donde permanecer
escondido.

No es que quiera morir,
pero
a esa señora la conozco.
Creo que somos íntimos.

A veces nos encontramos,
fugaces
en algún callejón.

Ella y el claroscuro,
e incluso ella y lo marrón.
Y qué bien le queda el negro.

No voy a decir que la amo.
Simplemente
hace años que dejé de odiarla.

Ella siempre está ahí.
Siempre estará.
Y da más luz a mis días grises.

2 nov. 2016

La criba

De esos treinta chavales de instituto
que ves ahí tan sólidos,
vivaqueando con sus carpetas bajo el brazo
seis o siete morirán en una cama de hospital
en veinte años.
Cuatro morirán en la calle pasando algo.
seis o siete serán víctimas de violencias domésticas.
Uno o dos se suicidarán bajo las ruedas
del autobús que les lleva del trabajo a casa.
Unos cuantos, muchos,
resistirán a un salvaje aburrimiento
de matrimonio y trabajo embrutecedor.
Uno de ellos sobrevivirá escribiendo necrológicas innecesarias
porque ya no es joven
y la bilis ha invadido
todo resto de ingenuidad.

9 oct. 2016

Vegetal y tal

En el mundo vegetal
todo mal es pequeño.
Da igual tallo que leño,
que a mí todo me da igual.

En el campo vegetal
mi sistema vegetativo
se torna menos vengativo
y a mí todo me da igual.

Arde el mundo de los vivos
y yo en coma, un calabacín.
El mal sube y baja, balancín,
qué baladí es este mundo/
de cautivos.

En el reino vegetal
reina triunfante la apatía.
y ni caliente ni fría
la realidad me hará mal.

En el sueño vegetal
todo es bonito, o feo, o casual
si me apuras,
y yo no necesito cura
para mi alma de metal.

Existencia pelotuda.

En el sueño vegetal
a mi todo me... la suda.

Que entierren mi cuerpo
en un patatal.
A mí... me da igual.