31 jul. 2017

No abuses de ella

No abuses de ella.

Aunque ella no quiera
(pues se cansa, como cualquiera)
puedes intentar echar dos al día,
pero será aburrido, rutinario, cansino.
Y puede que ella no quiera.

No deberías insistir tanto,
aunque alimente tu ego y amor propio,
no deberías insistir tanto.

Es un delito abusar de ella.
No es no, ¿te enteras?
No puedes abusar de ella.

Y no presumas de tu relación con ella,
¿entiendes?
No presumas de ella

pues ella es soberana,
es libre,
y como a un animal salvaje
debes acercarte a ella sin ruido,
sin golpes en el pecho.

La poesía te entregará su cuerpo
si la enamoras,
si no insistes como un torpe borracho.

La poesía quizás te elija una noche
si la mereces

pero por dios,
no abuses de ella.

27 jul. 2017

Lo extraño

Añoro
la pureza de lo extraño
y
la extrañeza de lo puro

y sin embargo

amo lo sucio
y ensucio lo que amo.


25 jul. 2017

Ni limpios ni virtuosos

El primer jabón se hizo
con las cenizas de los héroes,
como los perros lanzados al espacio.

El primer veneno civilizado
se lo dio Cristo a Eros.
No murió pero envejeció:
se convirtió en un viejo verde.

Nosotros, como último producto
manufacturado
no somos limpios ni virtuosos,
no somos héroes

y la sed de verdad
se ha trocado
por hambre de golosinas
envenenadas.

La fuerza nos destruye,
la dignidad nos hace más débiles,

pero las personas felices
no tienen historia.

14 jun. 2017

En aguas bravas

Entrena tus músculos
en aguas bravas,
lucha por ese lunar
o la piel circundante a ese tatuaje.
Déjate la piel por el verso perfecto,
el riff luminoso,
el dibujo resplandeciente,
la tormenta perfecta,
la noche más torrencial.

Ahogarse es no intentarlo.

29 may. 2017

Sacadme de este mundo

Quedaos con los lotos azules
y los mirlos en las ramas.

Dadme
un día donde no quiera
aniquilar a la humanidad entera,
una idea que me saque
de este mundo.

O algo que me despiste
de tantos semáforos en rojo.

manías de soledad

Me dijo el psiquiatra
desde su doctorado púlpito
que tenía
manías de soledad

y una acusada dipsomanía.

Si llego a hacerle caso
aun seguiría así.

Manías de soledad tuve
todo ese tiempo.

Ahora, por suerte,
sólo odio a todo el mundo
que se parece a mi psiquiatra.

Le diría que sigo bebiendo,
solo que ahora me divierto.

12 may. 2017

Sácame de aquí

Me desperté en su cama
bañera fría
una mancha de sangre.
El bufón psicópata
que vivía tras sus pechos
pendía ahorcado del ventilador.

Me desperté en su cama
bañera roja
tropezando con las cuchillas
que solía usar
para matarme.

"Sácame de aquí"
solía decir
antes de enloquecer.

Sigo cortándome al afeitarme.
Ella sigue queriendo escapar
cada vez que despierto solo.

7 may. 2017

Esa vieja mentira

Pisotearé
violaré
deshonraré
azotaré en el culo
a la palabra amor.

Sobada
manoseada
usada en vano
prostituida
vejada y avejentada
palabra
que cayó como Roma
pero al revés.

Las noches en que me siento solo
aúllo
maldigo a todo hollywood
y al viejo asqueroso
que hizo que Tippi Hedren
tuviera que besar a Cary Grant
y que Cary Grant se dejase.

6 may. 2017

Pantalones rotos

Salió del autobús
como una tromba
pantalones rotos
actitud feroz y altiva
melena desafiante
como diciendo
Que os jodan
cabrones.

Y de repente
me gustó
que me insultasen.

Llueve

La lluvia cae de un alero
Tac
Tac
Tac
golpeando una lata.
Un fatídico reloj de agua

que parece anticipar
el fin de todas las lluvias
o la muerte final
del optimismo.

----

Me pregunto qué estarás haciendo.
Te imagino bajo un paraguas roto
escupiendo sobre mojado,
sólo para contribuir
a tu empapada desolación.

1 may. 2017

El rampante nombre del viento

Les pedí a mis amigos que se olvidasen de mí
y me fui a pedir a la puerta de todas las catedrales
a pulir mis nudillos,
a fortalecer mis rodillas para aprender a andar de pie.

Le dije a mi madre que no me esperase levantada.
Huí a la copa de los árboles para no bajar jamás.
A las tres horas salté y quebranté
todos los juramentos del mundo, sólo por placer.

Dejé el trabajo y me fui de la ciudad sin maletas
para escuchar el sonido de las tormentas en el campo
y me senté al pie de un arbol
a que me cayeran todos los rayos del cielo
más alguna centella.

Cerré mi cuenta bancaria y me tiré a la carretera
y encontré un hada maligna de paso
y asaltamos gasolineras juntos
y volvimos locos a los policías,
y nos amamos después de pegarnos.

Cogí una navaja suiza y cerré todas las puertas tras de mí
y me fui con los gitanos de la feria
y dormí en graneros y puse los cuernos a tres molineros
y me tiré por un barranco y grazné cuando me rompí la pierna
y dormí al raso abrazado a un barril de cerveza.

Si algún día la corbata aprieta hasta el ahogo
juro por todo lo que no es sagrado que lo haré.
Sí,
un día
de estos
lo haré.

21 abr. 2017

After sun

En las fotos del veraneo
de aquel gordo, canoso
político retirado.

En ese yate
viajaba nuestra pobreza.

En su verano
se gastó
todas nuestras primaveras.

El sonido del silencio

arrima la cabeza
y escucha
el estruendo tremendo del silencio

y la historia
que cuenta lo que tuvo voz
y ya no tiene lengua,
lo que habló
y enmudeció a golpes.

¿Lo oyes?
Las bocas tapadas rugen
ensordecedoras.

Versos incívicos con estrambote

Un gilipollas con un silbato.
Soy un gilipollas con un silbato
(poeta de mierda...).
A las cinco de la mañana
despierto a los vecinos
con un pitido indecente:

¡Ved cómo la luna viste a los locos
y alumbra mi ingrata melena!

Ved que si pudiera
me emborracharía en vuestras cabezas
para que nunca más
os creciera el ralo cabello
de la conformidad.

Ved que yo, como vosotros
también madrugo,
sí,

pero luchando
desesperadamente
por despertar.

Por mi interior

Pretender que me ames
y que me entiendas...

Igual podría intentar
que me quisieras por mi interior.

qué chorrada.

Lo único que quiero
es que me dejes en paz
cuando todo está claro

y que
nuestras paredes queden manchadas
de toda esa indiferencia
tan intensa.

Amor.

Vientos

Esperábamos vientos de cambio.
Ansiábamos al menos una brisa.

Qué ingenuidad.

El huracán que nos desnudó
nos cogió desprevenidos.

Mientras,
la veleta no giró
ni un solo segundo.

Mientras
el calendario, avergonzado,
miró hacia otro lado:

hacia atrás.

Haiku urbano

Tenaces hierbas.
La verdad se abre paso
entre el asfalto.

Los tipos duros somos unos farsantes

¿Sabéis que Clint Eastwood tenía un miedo atroz a las cámaras y de ahí su conocido rictus?

¿Sabéis que el mayor miedo de Leonidas en la Batalla de las Termópilas fue que, tras su muerte, alguien descubriese los poemas líricos que escondía en el sótano?

¿Sabíais que de pequeño Chuck Norris era el pringadillo de clase?

¿Sabíais que Jesús fue un ateo que no supo salir del armario a tiempo?

¿Sabíais que Xena, la princesa guerrera, lloraba de pena a menudo recordando al Señor Calcetines, su mascota muerta?

¿Acaso sabíais que a mí me aterra el vacío de una vida sin trascendencia?

¿Acaso no sabéis que avanzamos con imparable decisión espoleados por la indecisión más ignominiosa?

¿Acaso no veis que los mitos somos apenas una huella de vuestros cobardes deseos insatisfechos?

La próxima vez que veas una película de Van Damme recuerda que su abuela le idolatraba más que todos nosotros.
Recuerda que somos barro.

Y que todos, al final, somos unos tipos duros.

Arañando el cielo

en las obras maestras
siempre hay algo macabro

hay un odio impenitente en lo que más amas

la música no tiene orejas.

Es heroico oponerse a las plumas
y llenar los bolsillos de plomo,

despedirse de la lima de uñas
arañando el cielo.

31 mar. 2017

¿Y si me equivoqué?

¿Y si me equivoqué de país, de mundo y de universo?
¿Y si al girar en una rotonda me pasé girando?
¿Y si al tardar demasiado en atarme los cordones de las zapatillas colapsé un estado cuántico crucial y bifurqué mi existencia tontamente y mi corriente de consciencia tomó el camino malo?
¿Y si una vida de tardanzas crea un nefasto efecto acumulativo?
¿Y si me perdí en el peor universo posible?
¿Puedo pedir una prórroga?
¿A qué árbitro puedo pegar?
¿Esto es un renuncio? ¿Es trampa?
Y lo más importante...
¿A quién he de pedir perdón?

19 mar. 2017

Sucio

Impuro,
sí, impuro.
Resacoso, impío, sucio,
despeinado, ojeroso.

Fracaso, lloro,
insulto, hago novillos.
Le pego a mi sombra,
(mi sombra me devuelve siempre el golpe).

Pensamiento negativo,
sí.
Esquinado,
escabroso.
La soberbia del perdedor,
la mala sangre de la mala estirpe.
El reverso tenebroso
de Mr. Wonderful.

Fracaso
sí,
a veces con ahinco, furia, inquina,
o con una pachorra abrumadora,
o con la sonrisa de medio lado
y con el ceño fruncido,
y con ganas de usar
esta faca que llevo en el bolsillo
con forma de bolígrafo.

Impuro, indigno,
sí, lo soy.
Quien esté libre de culpa
que derribe la primera piedra
del santuario
de la conformidad.

De frente

Por la inocencia que perdí
y que tanto echo de menos,
cuando acaba el día
sé que la mirada correcta no es la correcta.

¿Tomar distancia?

Miras de frente el tren que te atropella,
la belleza que te arrolla,
la herida que te escuece.

La equidistancia
hace rehenes
insolentes,
adictos a la indolencia.

A veces tantos puñetazos
nos convierten en cobardes.

23 feb. 2017

¿Qué es este tenderete?

¿Un humano es un tendón que se rompe?
¿Un pincel de la muerte?
¿Nos tragará la tierra antes de que nos la traguemos?
¿Qué pellizca más, un quejido de estraperlo o una firme repudia?
¿Somos nuestras madres o nuestros hijos?
¿Crece el tumor o mengua la carne?
¿Es lícita la tumba abierta en la cuesta de enero hoy en día?
¿Los sillones de orejas son malos para el oído?
¿Evasión o Victoria Beckham?
¿En qué venda me pongo la herida?
¿Ruleta rusa o albóndigas de metralla?
¿Me lo cubre todo el seguro de la Regminton?
¿Ingles?
¿Qué ingles?

19 feb. 2017

Ahora que no estás

Ahora que no estás
recuerdo por qué amábamos odiar juntos,
tan generosamente mezquinos,
tan originalmente vulgares,
groseramente educados,

dos náufragos sedientos
abriendo la boca
insultando al viento idiota que nos deseca la garganta,
dos pecios a la deriva que agradecían juntos
estar tan separados de la costa.

Ahora que no estás
echo mucho de menos
sentirme tan solitario
al calor de tu soledad.

Mala música de las esferas

Los hados rasgan cuerdas cósmicas
ciegamente
y tocan los acordes equivocados.

Un tonto big bang inició
esta reacción en cadena
que empieza en la nada y termina en la locura
creando hidrógeno, estrellas,
cometas,
pezones,
frambuesas,
caballos...

estallidos de radiación gamma

e infinita injusticia
en esta absurda gota de roca
exactamente en medio
de un océano de soles inocentes.