7 feb. 2016

Despertó sin ojeras

Despertó sin sombras,
sin remordimientos,
sin pesadumbre.

Había soñado esa noche
y en sus sueños no hubo fantasmas,
no hubo rémoras
de antes de ayer.

Despertó liviano,
las obligaciones no se sentaban
grávidas
en su frente.

Era martes.

Diríase que no era un ser humano.

Yo creo que no lo era.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.