5 ene. 2016

La guerra interior

He tenido tales pesadillas
que la hora del desayuno parecía
una postguerra
y la cama un campo de batalla
después de la derrota.

La paz interior,
vaya un cuento chino
(o del Himalaya).

De este cráneo
caja de truenos
sólo salen chispazos
y tormentas
y caminos truncados.

De este corazón de patata
sólo salen raíces torcidas.

Flores que toco se deshojan.
Playa que piso, tsunami al canto.

A Coelho le querría yo ver en mí.
A ver qué hacía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.