31 jul. 2015

Satanás se me apareció

Satanás se apareció
a los pies de mi lecho
y con solemne y grave voz
(metióme una soberbia coz):
"Para un poco, berberecho."
Y enojado desapareció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.