7 jul. 2015

No tienes escapatoria

Desde las fronteras de mi mente masculina
te esperaré cuando la piscina esté vacía,
la cama fría,
la piel insensible.

Te esperaré cien años, incluso
te puedo dar cien mil años luz de ventaja.
Puedes correr más que un taquión,
ser más elusiva que un fantasma
pero de mi mente (masculina)
no
hay
escapatoria.

Ni yo la tengo
de la obsesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.