29 jun. 2015

Mueve las piernas...

Decía aquel anuncio
(no recuerdo de qué marca de bicis):
mueve las piernas, mueve el corazón.

Pero es mentira que las bicis sean cardiosaludables.

La vi agacharse a descandar su bicicleta
y tuve una arritmia cardiaca.

La vecina

¿A qué piso vas?
Al tercero. Gracias.

Vecina nueva
¡y qué vecina!
cuántos poemas nuevos
a la vista.

Ten cuidado
vecina
con esta sonrisa mía
de perro apaleado.
En realidad soy un lobo.
Lobo apaleado, eso sí.

Adiós, gracias.
Adiós.

Qué bien funciona este ascensor,
¡maldito sea!

Lástima

Después de todo
en esta ciudad de realidades descuartizadas
todavía hay quien
gratuitamente
regala un poco de alegría.

Me dedicó un sonrisilla juguetona
cruzando la calle.

Su mamá en cambio
me miró como me miran
todas las madres.

Lástima.

Jamás existió

El cordero se comerá al lobo
y el antílope al león.
El pensionista enseñará al catedrático
y el borracho al cura.
El fuego curará al ángel
y el dios confesará su debilidad.
El ejecutivo invitará a unas cañas
al albañil.
Mi abuela saldrá de la tumba
montada en una moto
agarrada a un tío vestido de cuero.
Y yo mañana seré tu afrodisíaco
y tú la diosa que jamás existió.

Paranoia

Oigo Radio María por mis empastes.
A un paso de la locura
he tirado el celular a la basura,
he desconectado la wifi.

Las voces en mi cabeza siguen
hablando imperativas:

Abraza la fe
abraza la fe
abraza la fe

Vota
vota
vota

y haz tus compras en el Corte Inglés.

Qué pequeños

Qué pequeños son
con sus miradas altivas
sus gestos de desprecio
su ignorancia coronada
sus trajes
sus armiños.

Mirad
cómo se palmean la espalda
cómo se frotan las manos
qué importancia se dan
subidos a un pedestal privado
en lo alto de un grano de arena

qué pequeños son en realidad
y qué mezquinos.

No saben que el mundo
es minúsculo
efímero
y pertenece sólo a los que aman.

Algunos pechos

Algunos pechos flechas
con los pezones untados
en curare.

Mensaje a una ex (palíndromo imperfecto)

Esto se va a acabar.

En diez años
esto se va a tomar por culo
con el calentamiento global

y yo sin haber

englobado tu calentamiento,
sin tu culo haber tomado
en diez años.

Esto se va a acabar.

14 jun. 2015

Traed y juntad vuestros poemas (y a ver qué pasa)

Tristes poemas malos
de malos poetas tristes
(a veces yo, a veces tú):
traed vuestros cigarrillos en la madrugada,
vuestros junios que parecen septiembres,
vuestros domingos lluviosos.

Traed las cenizas
(qué digo cenizas,
¡pavesas!)
de aquel fuego extinto
y vuestro silente grito
en la más rugiente soledad.

Y que la lluvia se apañe con el fuego
y el rugido con el silencio
(a ver qué pasa)
y de paso se apaguen los cigarrillos
con las parsimoniosas gotas
y que junio septembree en agosto.
Y que mayo marcee si le apetece.

Traed vuestros poemas,
malos poetas
(a veces yo también)
y que se conozcan un poco,
que rompan el hielo
(de sus palabras),
a ver si se conocen
y follan entre ellos
(entre folios y follajes)
y que los poemas
tengan poemines
y poeminas

y así, exhaustos y felices
más maduros
pero mejores,
se vayan juntos
de la mano

a tomar por culo.

Y aquí Paz y después Gloria.

Haiku gastronómico-suicida

Ruleta rusa:
de bar en bar probando
ensaladillas.

Hoy en la plaza

Hoy en la plaza
he visto a una perrita muy pequeña
avasallando a una perra minúscula.

Metáfora del mundo
era esa plaza.
Enanos creyéndose más grandes
que las cosas pequeñas.

No es lo mismo

Las mujeres maduras
no enseñan sus encantos,
sus encantos te enseñan.

9 jun. 2015

De secano

Busco sal entre sábanas
oleajes en vasos de tubo
inmensidad en unas nalgas
rumores de caracolas
en cuartos oscuros.

Soy una lombriz de tierra
que quiere vivir cerca del mar.

8 jun. 2015

Les daré un pequeño infierno

Iré al club de golf
armado hasta los dientes de bombas fétidas
y mierda en spray.
Rociaré sus polos Rolph Luren
de potaje marrón,
echaré azúcar en los depósitos
de sus minis y sus escarabajos,
deshincharé las ruedas de sus mercedes,
les pegaré chicles en el pelo.

Les daré un pequeño infierno,
les daré una pizca de realidad.

Y aunque ellos no lo sepan
esa, sin duda,
será mi buena acción del día.

1 jun. 2015

Yo no tengo himno

Un himno
es un himen que rompes
cuando abres los ojos.

Yo no tengo himno,
tengo una canción obscena
en los oídos.

Mi bandera
son las bragas de mi vecina
tendidas de espaldas al sol.