8 jun. 2015

Les daré un pequeño infierno

Iré al club de golf
armado hasta los dientes de bombas fétidas
y mierda en spray.
Rociaré sus polos Rolph Luren
de potaje marrón,
echaré azúcar en los depósitos
de sus minis y sus escarabajos,
deshincharé las ruedas de sus mercedes,
les pegaré chicles en el pelo.

Les daré un pequeño infierno,
les daré una pizca de realidad.

Y aunque ellos no lo sepan
esa, sin duda,
será mi buena acción del día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.