21 abr. 2017

Vientos

Esperábamos vientos de cambio.
Ansiábamos al menos una brisa.

Qué ingenuidad.

El huracán que nos desnudó
nos cogió desprevenidos.

Mientras,
la veleta no giró
ni un solo segundo.

Mientras
el calendario, avergonzado,
miró hacia otro lado:

hacia atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.