31 ago. 2015

Los hijos de la realidad

Los hijos de la realidad
nacen surrealistas,
malformados,
tontos.

De domingos de fútbol y aburrimiento
surgen conatos cobardes
de suicidio.

De los lunes,
mentirosos propósitos de enmienda
que se ahogan en vasos de agua.

De nuestra triste condición,
planes de huida sietemesinos,
amoratados y sin futuro.

Preguntadme por qué me gusta
cerrar los ojos
o por qué me gusta silbar
como si disimulase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.