22 ago. 2015

Sin despedida

Sin una palabra, sin avisar,
mi juventud desapareció sin despedirse,
sin dejar siquiera una nota,
no sé, una que dijese
"Lo pasamos bien juntos.
Pórtate bien y madura de una vez.
Te echaré de menos."

Nada. Ni eso.

La echaré de menos
a la muy puta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.