12 abr. 2015

Ayer me llamaste

Soy un lobo bueno que va de malo.

Un día fui valiente y
te envié un prohibido el paso.

Ese día fui un cobarde y
te escondí en un desván de la memoria.

Soy un lobo malo que va de bueno.

Ayer me llamaste
y sé porqué, porque soy un lobo viejo.

y tú eres la loba mala que va de buena.

Te sentías sola, querías hablar conmigo,
eso era verdad.

En eso siempre fuiste una loba sincera

y yo un lobezno muy tonto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.