18 may. 2015

La escolta

Hoy un coche de la policía
y dos motos
iban escoltando a un autobús
de la línea 6.

Honores protocolarios
a Doña Jacinta,
que ha aguantado toda su vida,
67 largos años,
sin traicionar a nadie,
avisando cuando el tendero le devolvía de más.

O a José Luís,
que se ha pagado sus estudios de ingeniería
sin pedir ayuda a nadie,
trabajando por la noche en el bar
y quemándose las pestañas
entre libros y ecuaciones,
fines de semana incluidos.

Honores de estado
a Aniceto, currante,
30 años seguidos en la fábrica
y sólo cogió la baja una vez,
cuando se cortó un dedo
haciendo una escultura
que le iba a regalar a su mujer
por su cumpleaños.

Ya, la policía sólo iba delante del autobús
por casualidad,
pero dejad que a veces me niegue
a lo real.
Hay caprichos que cuestan poco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.