18 may. 2015

Fíjate

Fíjate en su melena.
El sol se refleja en ella
como si su cabello contuviera
miles de constelaciones.

Fíjate en sus piernas.
Su pierna derecha, ligeramente alzada,
apoyada en la valla,
le da a su tren trasero
una tensión armónica y limpia,
rotunda.

Fíjate en su cuello,
los poros apenas se ven,
la piel hidratada,
el brillo justo,
el tono uniforme.

Fíjate.

Estoy fijo
en la silla de la terraza,
confortablemente paralizado,
mis ojos irritados.
Mis globos oculares
van a salir volando
hacia el cielo de su boca.

Este sol y este calor
están haciendo estragos
en mi poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.