31 ene. 2015

Inconsciente particular

Soñaba,
inconsciente, colectiva
con arquetipos.

Por ejemplo,
con el arquetípico caballero,
misterioso y de maneras refinadas
que oculta un lobo hambriento en su interior.

Despertó
con él en la cama,
al día siguiente

el arquetipo convertido
en asquerosa y ramplona nomalidad.

El lobo hambriento resultó ser,
maldita sea,
un lobo hambriento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.