17 nov. 2014

Confesión de un señor bajito

Soy bajito.
Claro, tengo la cabeza
llena de pájaros,
bandadas y bandadas.
No hay columna vertebral
que lo aguante.
Algunos son cuervos negros,
pero de cuando en cuando
veo pasar por la imaginación
aves del paraíso
de coloridas plumas,
de rostros angelicales

y con unos cuerpazos de quitar el hipo.

Y cigüeñas volando hacia el sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.