22 sept. 2014

Ni siquiera un perdedor

Creedme,
no hay nada poético
en ser un perdedor.

Si no eres guapo
ni vives en Detroit
o en Brooklyn

si no eres delgado
ni tocas tristes canciones
a la luz de la luna

ni siquiera eres
lo que se dice un perdedor.

En mi barrio a eso se le llama
ser un pringadillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.