24 nov. 2016

Siempre está ahí

Pero si amanezco
cubierto de hojas secas
no es otoño.
Si me siento mejor
en el rincón más oscuro del parque
no es amor lo que siento.

La temo, como todos los demás,
y no es que la ame.
Coqueteo con ella,
no con ella...
con todas las imágenes decadentes,
con todos los rincones nocturnos
lúgubres,
con las esquinas de los libros
por donde ella siempre asoma
apagando las luces,
dejando una triste llama de vela,
una penumbra donde permanecer
escondido.

No es que quiera morir,
pero
a esa señora la conozco.
Creo que somos íntimos.

A veces nos encontramos,
fugaces
en algún callejón.

Ella y el claroscuro,
e incluso ella y lo marrón.
Y qué bien le queda el negro.

No voy a decir que la amo.
Simplemente
hace años que dejé de odiarla.

Ella siempre está ahí.
Siempre estará.
Y da más luz a mis días grises.

2 nov. 2016

La criba

De esos treinta chavales de instituto
que ves ahí tan sólidos,
vivaqueando con sus carpetas bajo el brazo
seis o siete morirán en una cama de hospital
en veinte años.
Cuatro morirán en la calle pasando algo.
seis o siete serán víctimas de violencias domésticas.
Uno o dos se suicidarán bajo las ruedas
del autobús que les lleva del trabajo a casa.
Unos cuantos, muchos,
resistirán a un salvaje aburrimiento
de matrimonio y trabajo embrutecedor.
Uno de ellos sobrevivirá escribiendo necrológicas innecesarias
porque ya no es joven
y la bilis ha invadido
todo resto de ingenuidad.